Nota

Dos mil millones de libros de Agatha Christie

Cantidad no es igual a calidad: un escritor que escriba y publique desmesuradamente no quiere decir que sea muy bueno. Aunque, sí existen casos donde coinciden ambas particularidades. Sin embargo, la crítica no siempre fue muy buena cuando se trató de Agatha Christie, la maestra británica del crimen.

Nació el 15 de septiembre de 1890 en Torquay, Gran Bretaña, lugar donde se dice que el famoso sir Arthur Conan Doyle escribió “El perro de los Baskerville”, quien, además, fue una de las mayores influencias literarias de Agatha Christie. Su madre, Clara Boehmer, alentó la futura vocación de su hija incitando su escritura durante los días lluviosos, para pasar el tiempo.

Los primeros cuentos de Agatha Christie cuentos fueron rechazados cuando buscó publicarlos, pero lo que más la perturbó fueron las constantes negativas que obtuvo de su primera novela: “Snow Upon the Desert”. Pasaron los años y Christie siguió escribiendo, su estilo y temas cambiaron, hasta que concluyó “El misterioso caso de Styles”; ésta también fue rechazada en numerosas ocasiones, hasta que una empresa editorial aceptó publicar con la única condición de modificar el final. Agatha Christie aceptó.

Agatha Christie falleció el 12 de enero de 1976, convertida en la más famosa escritora de relatos de misterio. Ella es considerada por el “Libro Guinness de los récords” la autora de ficción más vendida de la historia. Sin embargo, a pesar de sus exorbitantes ventas, no todas la consideran como una buena escritora, aunque sus seguidores y sus dos mil millones de libros vendidos piensen todo lo contrario.

Hoy, a 42 años de su deceso, recordamos a esta misteriosa y algo excéntrica escritora que detestaba las multitudes, las aves, los gritos, las charlas prolongadas, las fiestas y la leche caliente.



más notas

Escritor las 24 horas del día: José Saramago

El 16 de noviembre de 1922, en Azinhaga, Portugal, nació José Saramago. De origen humilde, sus primeros años de vida estarán marcados por la mudanza constante entre su pueblo y Lisboa y la prematura muerte de su hermano pocos años mayor que él.