Nota

Una taza de café para Balzac

¿Cuántos de ustedes tienen la debilidad por el café o por el té? Ya no hablemos de devorar la comida o acabar con varias cajetillas de cigarros al día. Entre los escritores famosos, hubo uno reconocido, además por su literatura, por ser insaciable.

Honoré de Balzac nació el 20 de mayo de 1799 y, aunque siempre quiso formar parte de la aristocracia, sus excesos lo llevaron a contraer un sinfín de deudas. Intimó con cientos de mujeres y se dice que, a lo largo del proceso de escribir La comedia humana, bebió la exorbitante cantidad de 50 mil tazas de café. Su peligroso consumo lo llevó a tener distintos malestares que degeneraron su salud paulatinamente. Sin embargo, cuando no tomaba café, tenía un increíble té del que se rumoraba podría causar ceguera.

No cabe duda que, para el gran Balzac, todo trago y bocado formaba parte de una rutina extrema. Y como toda actividad de esta índole tiene consecuencias, éstas llegaron el 18 de agosto de 1850, cuando el escritor francés falleció. Hoy recordamos a este enorme escritor, brindando con una taza de café por la salud de su literatura.

Con información de: Vidas secretas de grandes escritores y ¡Cuidado! Café cargado.

Toma un cefecito con los libros de Balzac en gandhi.com.mx

Mascultura    20-may-19



más notas

Querétaro petogrado “febrero de 1917”

Febrero de 1917. En Querétaro se reúne el Congreso Constituyente para firmar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, tras dos meses de gestación; en Petrogrado, hoy San Petersburgo, explotan las primeras huelgas de la Revolución de 1917, que conducen meses después a la democracia liberal que presiden Gueorgui Lvov y Aleksandr Kérenski, ante […]

Tragedia y compasión. Entrevista con Pierre Lemaitre

Casi no necesita presentación: fue ganador del Premio Goncourt 2013 por Nos vemos allá arriba (Salamandra, 2016), es escritor y guionista; de manera reciente visitó ferias de libros en Colombia y en Argentina. En esta ocasión, Pierre Lemaitre nos espera en una pequeña sala entre micrófonos y cámaras que entran y salen por la presentación […]