Nota

Las malaventuras de Frida Kahlo

Nació en Coyoacán el 6 de julio de 1907 y a lo largo de su vida, Frida Kahlo estuvo rodeada de un ambiente vinculado con el arte, empezando con su padre que era un fotógrafo alemán, Guillermo Kahlo, radicado en México y con quien mantuvo una relación muy estrecha.

Es bastante conocido el sufrimiento que padeció Frida desde pequeña. Primero por la poliomielitis que le dejó una pierna más delgada con respecto a la otra y las constantes dolencias que le impidieron desarrollar deportes como su rehabilitación. Un segundo problema fue cuando el camión en el que regresaba de la escuela fue arrollado por un tranvía, sufriendo múltiples fracturas que repercutirían para el resto de su vida, como el metal que atravesó su cadera, lo que complicaría un embarazo que no podría llevar a término años después.

Frida falleció el 13 de julio de 1954.  Frida sigue pintando para nosotros y continuará siendo una de las grandes artistas de nuestro siglo pasado.

Mascultura 13-Jul-17



más notas

Las páginas del verano

Con calor o lluvia, con planes o sin planes, un libro es siempre un aliado incondicional para disfrutar de una de las mejores épocas del año. Así es, el verano ya está llegando y es siempre una gran idea llenarlo de aventuras que te hagan viajar a través de las páginas. Aquí te dejamos las […]

Nahui Olin, esa infinita mirada al futuro.

“Si la ciudad de México pudiera simbolizarse en una mujer, la elegida sería Carmen Mondragón”. José Emilio Pacheco Nahui Olin ha regresado a la vida cultural de México desde un remoto olvido gracias a la magia de una fotografía: imagen misteriosa, fuera del tiempo, eternizada en un devenir incontenible. Este retrato provoca la impresión de […]

El mito californiano: novelas sobre la ciudad de Los Ángeles.

Denostada por muchos, idolatrada por otros, la ciudad de Los Ángeles tiene un lugar muy importante en la literatura norteamericana. Puede que su fachada como templo que rinde culto a la cirugía plástica y a los cuerpos bronceados distraiga un poco y dé una imagen vacía y superficial. Sin embargo, los motivos para leer a este símbolo californiano por excelencia no tienen fin.