Entrevista

Rumbo a su debut en México, charlamos con Sonya Yoncheva

Con motivo de su debut mexicano al lado de la Orquesta Sinfónica de Minería hablamos con Sonya Yoncheva, la nueva sensación de la ópera mundial.

La soprano bulgara, Sonya Yoncheva, se ha convertido en una cantante estelar del panorama operístico internacional. Sus interpretaciones en los teatros más importantes del mundo (Metropolitan Opera de Nueva York, Royal Opera House de Londres, Teatro alla Scala de Milán, Ópera de París y Staatsoper de Viena) destacan por su pasión expresiva, impecable técnica vocal y solventes actuaciones. Sobre su Violeta (La traviata de Verdi) en la Staatsoper de Berlín, el diario Die Welt aseguró: “es la Violeta más perfecta desde María Callas (...) probablemente es la mejor Traviata del mundo actual”.

Su repertorio incluye los papeles de Desdé-mona (Otelo de Verdi), Iolanta (ópera homónima de Chaikovsky), Medea (ópera homónima de Cherubini), Norma (ópera homónima de Bellini), Tosca (ópera homónima de Puccini), Popea (La coronación de Popea de Monteverdi), Elisabeth de Valois (Don Carlos de Verdi) y Mimi (La bohéme de Puccini).

Se presentará en México el 13 de noviembre en la Sala Nezahualcóyotl con la Orquesta Sinfónica de Minería bajo la batuta invitada del director venezolano Domingo Hindoyan. El concierto comprenderá arias y números orquestales desprendidos de óperas de Jules Massenet y Giacomo Puccini; destacan Un bel dì vedremo de la pucciniana Madama Butterfly, una de las arias para soprano más estremecedoras de la historia, y la Suite para orquesta de Le Cid (Massenet).

¿Consideras que tu temperamento artístico se acopla mejor con roles cómicos o dramáticos?

En mi vida personal puedo ser muy alegre y bromista, ¡pero también puedo ser una tigresa!, así que me parece que mi temperamento encaja muy bien con ambos roles.

¿Cómo ha sido tu acercamiento a papeles trágicos del romanticismo italiano como Desdé-mona, Tosca o Violeta?

Las busco como mujeres. En mis acercamientos hacia ellas siempre intento entender su intimidad y el estado psicológico por el que atraviesan. Me pregunto cómo se sienten, por qué hacen lo que hacen o de dónde provienen sus sacrificios. En el caso de Desdé-mona, por ejemplo, suele pensarse que es una mujer débil que resulta la víctima, pero creo que posee la personalidad más fuerte de toda la ópera, pues muere por amor y nunca traiciona a su marido. ¡Para mí el débil ahí es Otelo! Siempre intento descifrar cómo actuaría yo en mi vida personal si atravesara por lo mismo que ellas.

¿De dónde proviene tu fascinación por el repertorio barroco? A nivel vocal, ¿qué tan peligroso puede ser cantar sin la preparación adecuada a compositores como Handel y luego música belcantista?

Empecé a cantar barroco desde niña y tuve el privilegio de poder estudiar con William Christie, uno de los grandes especialistas en este tipo de repertorio. Me enamoré de esta música a primera vista. Es música que te exige mucha imaginación y disciplina. Debes tener conocimientos técnicos profundos para acercarte a estas obras. En mi caso, no creo que sea peligroso abordar barroco y belcanto. Si lo haces con inteligencia, preparación y respeto, no hay ningún peligro.

En México cantarás a Massenet y Puccini, ¿cuál es el reto de pasar de repertorio francés a italiano en un mismo concierto?

Para mí no hay reto en acometer ese cambio: Massenet y Puccini, a pesar de idiomas distintos, son hermanos musicales; siempre escribieron para la voz en un estilo muy similar. Así que programarlos en un mismo concierto se siente seguro y natural para mi voz.

Conoces al director venezolano Domingo Hindoyan desde hace varios años, ¿cómo describirías su química musical?

Domingo y yo somos artistas sinceros que profesamos una completa lealtad hacia la partitura y la historia. Somos fieles a eso. Él es un maestro increíble y le da mucho sentido a lo que yo hago. Me conoce muy bien. Hacer música juntos es siempre impredecible, pero al mismo tiempo estamos en perfecta sintonía el uno con el otro.

¿Estás en contacto con la ópera búlgara?, ¿qué tan importante es para ti conocer y difundir la cultura operística de tu país?

Es extremadamente importante, porque mi país es conocido por tener una increíble tradición operística y le ha dado al mundo voces fantástica. Yo me siento con la responsabilidad de visibilizar más esta tradición en el futuro. Para mí es súper importante que la gente sepa que soy de Bulgaria.

Este texto fue escrito por: Hugo Roca Joglar