Nota

6 escritores y sus gatos

Desde hace algunos años los gatos se han convertido en los protagonistas indudables del internet, su impacto en redes sociales es enorme, basta con teclear g-a-t-o en cualquier buscador para darse cuenta de la inmensa cantidad de resultados (cerca de 80 millones) que estas cuatro letras pueden arrojar.

Pero mucho antes de la conquista felina en la web, estas pequeñas mascotas ya eran las favoritas de innumerables personas, entre ellas un gran número de escritores, quienes les dedicaron textos, poemas, cuentos o personajes de novelas que pasaron a la posteridad. Por tal motivo —y porque sabemos que nadie se puede resistir al encanto felino— hoy les presentamos algunos de los escritores que inmortalizaron su amor por estas pequeñas mascotas.

Ernest Hemingway

El autor de “Adiós a las armas” y “Por quien doblan las campanas” nunca desperdició algún momento para hacer una declaración de amor pública a sus gatos. Actualmente se pueden encontrar más de 50 gatos en su casa-museo ubicada en Key West, Florida.

Jorge Luis Borges

Durante muchos años, el escritor argentino vivió con dos felinos, Beppo y Odín. Uno de ellos "se llamaba Peppo, pero era un nombre horrible, entonces se lo cambié enseguida por Beppo, un personaje de Lord Byron. El gato no se dio cuenta y siguió su vida" comentaba Borges.

Julio Cortázar

Como un homenaje al filósofo alemán Theodor Adorno, el escritor Julio Cortázar decidió llamar de esta manera (Adorno) a su amor felino, mismo que menciona en varias de sus obras, entre ellas “Rayuela” y “El último Round”.

Carlos Monsiváis

La predilección del cronista mexicano por lo gatos no fue para nada un secreto, ya que desde los 10 años, el periodista encontró en los felinos una compañía de virtudes indiscutibles. El escritor llegó a tener más de 20 mininos, entre los que se encuentran: Catzinger , Mito Genial, Fray Gatolomé, Monja desmatecada, Copelas o maullas, Miau Tse Tung, Posmoderna, Pío Nonoalco, Nina Ricci, Chocorrol, etc.

T. S. Eliot

El poeta y crítico literario, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1948 siempre sintió un especial cariño por los felinos, por tal motivo en 1939 publicó "El libro de los gatos habilidosos del viejo Possum", una colección de poemas dirigidos al público infantil donde los gatos se constituyen en reflejos de las tipologías humanas.

Haruki Murakami

Como buen japonés que rinde pleitesía a la familia de los felinos, Haruki Murakami no puede faltar en esta lista. Mucho antes de convertirse en el célebre escritor que vende millones de libros (donde se caracteriza por incluir a los gatos como elementos recurrentes en su narrativa), el autor de “Tokio Blues” y “Hombres sin mujeres” abrió un club de jazz en los suburbios de Tokio, al que llamó Peter Cat.

#JuevesDeLista

Mascultura 20-abril -17

más notas

Las múltiples personalidades de Fernando Pessoa

Nacido el 13 de junio de 1888 bajo el nombre de Fernando António Nogueira Pessoa, al más célebre de los poetas portugueses le gustaba crear heterónimos, es decir, personajes ficticios con los que acreditaba la autoría de varias de sus obras. A lo largo de su vida creó 72 heterónimos, siendo los más famosos: Alberto Caeiro, Álvaro de Campos, Bernardo Soares y Ricardo Reis.

La mirada permanente

Se camufla una intensión perversa en la acción de empatar la noción de vigilancia con la de seguridad. Los ojos se despliegan atentos en los rincones de la ciudad: observan meticulosos nuestros pasos sobre las calles, los despachos de oficina, los cajeros de tiendas y de bancos. Durante una caminata de rutina nos detenemos, miramos […]

La creación de Quino

"Festejaremos dentro de dos años", dice Joaquín Salvador Lavado, "Quino".

De acuerdo a la biografía de Mafalda, publicada en la revista Siete Días el 2 de junio de 1968, este famoso personaje cumpliría mañana 50 años; sin embargo, en la página web oficial de Joaquín Salvador Lavado, Quino, (www.quino.com.ar) se explica que "el día de su primera publicación fue el 29 de septiembre de 1964 en la revista Primera Plana. Para Quino es el día del nacimiento de Mafalda como personaje de historieta y cualquier otro cálculo de cumpleaños sería incorrecto".